Actualmente en Stock
llegada del paquete:  estimada entre Lunes, 28.08.2017 & Miércoles, 30.08.2017Solo 4 unidades en stock, Pide ya!

Información del artículo

CategoríaCD's
TemaCuello alto
GéneroMelodic Death Metal
Formato de MediaCD
tipo de embalajeJewelcase
Disponible desde 19.10.2012
Número Artículo242398

Puntuación de los clientes de

  • 2
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
Ø 5 estrellas 2 comentarios
10%

Dinos lo que piensas de "Time I y recibe un bono de un 10% de descuento en un plazo de 24 horas.
Escribe una reseña cliente!

1 a 2 de 2 Ordenado por: Fecha | Útil

Escribe sobre:

5 comentarios

nuevo disco

para cuando the forest seasons ? lo necesito

Te sirvió de ayuda este resumen?

Entra tu comentario debajo

Escribe sobre:

5 comentarios

Increíble. Esperando a su secuela.

Wintersun es un grupo que, en cierto modo, no necesitaba un segundo disco. Pertenece a ese pequeño número de bandas/músicos que ha escrito una obra maestra directamente desde el principio. Jari podría haber vuelto a ensiferum después de haber hecho el primer disco, o podría haber creado otro grupo, lo cual sería ciertamente más cómodo para él. Podría haber dejado Wintersun como muestra de su talento como músico, y haberse dedicado a proyectos más fáciles. Pero en vez de eso, él ha seguido; no se ha dado por vencido y ha estado 6 años luchando, pese a las dificultades, para regalarnos otro soberbio álbum. Un álbum que es perfecto en cada detalle, que ha sido pulido en cada nota y cada sonido para dar al mundo otra oportunidad para contemplar, una vez más, la gran maestría de este hombre. Sólo por eso, podríamos considerar a Jari Mäenpää como un héroe.

Aún así no hay nada que sea perfecto, ni del gusto de todos. Este disco le hace a uno preguntarse "qué habría pasado si..." Podría haber sido de muchas otra maneras diferentes. Sin embargo, no se puede dudar de que "Time I" ha sido un rotundo y completo éxito.

Debido a la gran complejidad de una múdica como esta, a veces algunos de sus componentes pasan desapercibidos, y jugar con estos detalles puede ser arriesgado. Por cada problema resuelto pueden surgir dos más, y Jari parece haber comprendido eso bien. Al hacer un disco como este, la paciencia es el mejor modo de sobrellevarlo.

"Time I" es un disco que se expande en muchas direcciones diferentes a las del disco debut, la pregunta es: proviene este disco de la misma fuente de inspiración que el primero? Indudablemente, este disco ha sido creado por la misma mente privilegiada que el primero, y eso se nota en muchas similitudes y conexiones que comparten entre sí. Aunque son muchas más las diferencias que los separan. En cualquier caso, los dos son tan Wintersun como se podría pedir. Sorprendentemente, por el lado de la producción no ha avanzado tanto, y hay algunas cosas que te distraen de la escucha en este disco. Una vez más Jari ha producido el disco él mismo, una decisión que aplaudo, ya que es la opción más sensata para compositores de música compleja y elaborada, con demasiados detalles para que nadie más que el mismo compositor los comprenda en su totalidad. Sin embargo, algunas de las decisiones tomadas a la hora de hacer este disco han sido un tanto peculiares, en cuanto ha decisiones arísticas, aunque ha tenido todo el tiempo del mundo para pensárselo bien. Aunque generalmente soy positivo en cuanto álbumes que cuentan con un amplio abanico musical, este disco cuenta con algunos momentos demasiado diferentes en cuanto intensidad, siendo algunos sólo ligeramente audibles y que piden una atención a la hora de escuchar; y otros repentinamente intensos que hacen al oyente alterarse y tener que bajar el volumen debido a su alto contraste. Imagino que, a la hora de aumentar la influencia orquestal, Jari quiso darle la dinámica de una orquesta sinfónica en un grupo de metal. El problema es que a veces parece incluso demasiado sinfónico, comparado con el primer disco, y que algunos instrumentos han sido alterados para encajar en este remolino de sonido. La batería también parece enterrada bajo todos estos efectos de sonido, y el bajo a veces demasiado potente, dándole un efecto de sonido como un terremoto de película de Hollywood en medio de la canción.

Dejando aparte los pequeños aspectos negativos, la producción es mucho más poderosa y atmosférica que el disco "Wintersun, más que nada debido a la prominencia de efectos, sintetizadores y capas de sonido. Es de hecho una visión muy audaz y original, que de ser perfeccionada en "Time II", será algo absolutamente único en el mundo del metal, en el que la orquesta siempre ha sido relegada a un segundo plano en la mezcla. Por mi parte, estaría bien que Jari tuviese asistencia profesional en la mezcla de su música, alguien que, sin imponer criterios ni distorsional su visión original, ayudara a aportar una segunda oponión y a minimizar los excesos.

Pero vayamos con la música. No hay muchos cambios estilísticos respecto al álbum anterior, que hablando simplemente, es como una versión más orquestal del anterior. Esto podría sonar mal, pero de hecho es algo que todo el mundo esperaba y deseaba, y es una muestra increíble de coraje e inspiración. La intro del álbum, "When Time fades away", es una incursión en un territorio épico que está al mismo nivel que la mejor música compuesta para bandas sonoras de películas épicas (aunque cuente con una notable influencia de la música japonesa). La primera canción propiamente dicha, "Sons of winter and stars", es casi como si Wintersun hubiese pasado por la bombástica banda sonora de una película como "300". Los cuernos se oyen altos e imponen su huella en la música, pero la esencia de la música de Wintersan es otra. Está en su puro y glacial sentido de la melodía y la armonía, en sus frenéticas e inspiradas progresiones, en esos increíbles clímax de emoción. ¿Se encuentra todo eso aquí? Después de dos o tres escuchas, el oído empieza a reponerse del shock causado por el bombástico sonido y empieza a detectar detalles más pequeños, tapados en un principio por la grandiosidad de la canción. Las segundas y terceras voces, muchas veces superpuestas, otros instrumentos más sutiles... Permitiendo meterse más en la canción. La respuesta a la pregunta anterior es SÍ, "Sons of winter ans stars" es todo un triunfo ara la banda y está a la altura de trabajos anteriores como "Starchild" o "Winter madness". El nivel de complejidad y la densidad han aumentado, y no hay una sola línea de guitarra sin su contraparte, mientras en el fondo siempre hay algún arreglo orquestal, alguna flauta tradicional japonesa, harpas, voces femeninas, coros. Los temas de este álbum no son presentados con una constante repetición como en la manera tradicional de la música metal, sino que cada canción es una constante progresión, adornada con constantes variaciones llevando unas a otras de una manera entusiasta, demasiaddas incluso para que puedan ser absorbidas en una primera vez. La voz de Jari ha progresado mucho, como él mismo dice, y esta vez es más prominente, que junto con la orquesta lleva la melodía por encima de las guitarras, de modo que más que riffs este disco cuenta con temas. Esta canción alterna furia destructiva, determinación, dolor, y muchas otras emociones entre sí. Esta canción se ha convertido para directamente en una de las mejores canciones de metal de la historia para mí. Siempre he sido un gran fan de Wintersun, y aunque prefiero la canciones rápidas a las lentas, "Sons..." entremezcla todo de una manera tan grandiosa que es imposible no amar cada parte de ella. Puede que tenga que ver con la faceta de Jari como guitarrista, o que simplemente necesita más espacio para sus largas y ambiantes melodías, pero para mí, está al nivel de sus antiguas composiciones en Ensiferum, o de la épica de las largas composiciones de los maestros Moonsorrow.

Cuando la segunda canción, "Land of snow and sorrow" empieza, mis expectativas ya se han disparado. Esta canción se las ingenia para mantener el mismo nivel de grandiosidad y emotividad que tiene la primera. En ésta, el nivel orquestal se retracta un poco y vuelve a ser parecido a las del primer álbum. Como otras canciones lentas de Wintersun, es casi monotemática, pero con una atrevida sección en el medio que recuerda vagamente a la influencia de Devin townsend, conocido ídolo de Mäenpää, y que es muy agradable de escuchar. Aunque la melodía es buena, es difícil mantener la atención durante tanto tiempo, aunque es fácil de escuchar. La moderación no es uno de los puntos fuertes de Jari como compositor, pero aquí parece comprender la necesidad de un descanso en la intensidad de la música y un cambio de ritmo. En un disco de ocho canciones no sería difícil, pero en éste, teniendo apenas 40 minutos compuestos de tres canciones con dos intros, era un desafío por ese lado. Aunque precisamente los intros cumplen esa función de dar un descanso al oyente y dejarle asimilar poco a poco el contenido del disco.

"Darkness and frost" es una intro corta, de dos minutos de duración, que introduce la brillante melodía de la siguiente canción de nombre homónimo al álbum "Time". Quizás las dos deberían haberse dejado como una sola pista, dada la necesidad de escucharlas seguidas, pero puede que algunos prefieran tener la opción de pasar directamente a la acción con la última canción. Presumiblemente es una de las canciones con más fuerza del disco original, pero esto no podrá juzgarse hasta que llegue la segunda parte "Time II". Esta canción es el triunfo final del álbum, una manera grandiosa de acabar el trabajo. aunque también cuente con alguna variación en cuanto a la intensidad como la priera canción, escuchar esta canción (y el disco entero) en un volumen alto parece ser la mejor opción. Prepárate para encontrar interminables capas de sonido, y una melodía que me encuentro falto de palabras para describir la emoción que transmite. Esta canción es toda una culminación de todo lo escuchado en el disco, que se aprecia mucho más cuando es escuchado en su totalidad más que por canciones sueltas, ya que la canciones se complementan unas a otras. Su tratamiento de la orquestación y la delicadez con la que introduce los detalles es de tal maestría que que el oyente es llevado por una corriente de emoción durante toda la canción; hasta que el disco finaliza y poco a poco vas saliendo del mundo mágico en el que te sumerge esta obra maestra. En una hipotética comparación de "Wintersun" contra "Time I", este segundo álbum cuenta con mucha más épica, más orquestación, más extenso que el primero. Líricamente hablando, sigue siendo tan filosófica como siempre, hablando sobre temas abstractos y con una facilidad de palabras que resulta asombrosa. probablemente la gran victoria de Jari al componer este álbu haya sido lograr una música eterna, que será escuchada en épocas venideras. Ésta es una música que se adapta a cualquier tiempo, que sobrevive el tiempo permaneciendo victorioso en el tiempo y estabñeciéndose como una obra maestra de la música. La nota que podríamos poner a éste álbum es totalmente relativa a la música de Wintersun, ya que está en otra liga diferente a cualquier otro tipo de música. Wintersun, en mi opinión sólo es equiparable a sí mismo.

A 1 de 1 personas le ha resultado útil este comentario.

Entra tu comentario debajo

1 a 2 de 2